El tiempo es el único capital de las personas que no tienen
más que su inteligencia por fortuna.

Honoré de Balzac