imageSegún Rojas Marcos, profesor de Psiquiatría de la Universidad de Nueva York (Estados Unidos), para "sobrevivir" a la adversidad no hay nada mejor que "apoyarse en la pertenencia a una red social, como la familia, los amigos o la religión", y contar a los demás lo que se está haciendo o lo que piensa hacer para superar la actual situación.

Asimismo, asegura que es imprescindible cultivar habilidades como la de tomar decisiones, el optimismo o laimage autoestima, haciéndose responsable de uno mismo "como si fuéramos nuestra propia empresa".

Son actitudes propias de un "poder" denominado ‘resiliencia’, un término extraído de la física que el autor define como "la capacidad que tiene un individuo de encarar un golpe, resistirlo y volver, como un muelle o una pelota de goma, a su forma inicial tras superarlo".

Según Rojas Marcos, en el nivel de resiliencia de cada individuo influyen los factores genéticos, pero que pueden elevarse pidiendo ayuda al psicólogo. Por este motivo, aconseja a todos aquellos a los que la crisis o el paro les ha afectado "más de la cuenta", que pidan ayuda profesional o busquen el respaldo de otros en su situación.

"Si estás en un momento de ofuscación o pánico, a lo mejor te ayuda ir a alguien que te diga que es posible hacer algo para minimizar el impacto" del problema, señaló el experto, para quien la ‘autoayuda’, entendida como el respaldo que ofrecería a un individuo un grupo en su misma situación, puede ser también una solución.

"LA PEOR ACTITUD" PARA SUPERAR LA CRISIS

En este sentido, advierte de que "la peor actitud" para superar la adversidad es culpabilizarse de ella. También apunta que "es un error" creer que superar más adversidades hace más fuerte a un individuo, ya que "hay un límite de sufrimiento" para encarar sucesos traumáticos y esa frontera "está en una media de dos por persona".

Puntualiza que en su libro "no hay recetas" para superar las adversidades de la vida, aunque sí "información" sobre cuáles son las mejores actitudes para superar desde la pérdida de un trabajo hasta la muerte de un familiar o el hecho de vivir una catástrofe natural.

"Lo que puede hacer mi libro es explicar a los parados lo que les está ayudando para superar la crisis y si no lo tienen, animarles a pedir consejo en la consulta del psicólogo", aseguró el autor, para quien comprar esta obra "no ahorrará dinero en las consultas de los psicólogos, sino que puede que más de uno se decida a gastarlo".