“Esta mañana, abrí la ventana y, a parte del frío que entraba, dejé abierto también mi corazón con la única razón de encontrar un nuevo amor traído por el viento como las hojas en otoño y la brisa del mar en primavera”

Gabriel