El Gobierno ha aprobado el Real Decreto que regula la figura del trabajador autónomo económicamente dependiente, y gracias al cual podrá disfrutar de vacaciones, descanso semanal e indemnización en caso de resolución sin causa justificada del contrato.

El Consejo de Ministros ha aprobado, a petición del Ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, el Real Decreto por el que se desarrolla el Estatuto del Trabajo Autónomo en materia de Contrato del trabajador autónomo económicamente dependiente. Se considera trabajador autónomo económicamente dependiente aquel que realiza una actividad económica de forma habitual para un cliente del que recibe, al menos, el 75% de sus ingresos por rendimiento del trabajo y de actividades económicas o profesionales.

Gracias a ello, más de 250.000 trabajadores autónomos económicamente dependientes pueden regularizar su situación y adaptar sus contratos. Quienes ya tengan un contrato con el cliente tienen un plazo de seis meses para adaptarlos, salvo quienes pertenezcan a los sectores de los seguros o el transporte, en cuyo caso el plazo se amplía a 18 meses. Con la nueva normativa, el autónomo dependiente tiene derecho a disfrutar de un periodo vacacional al menos 18 días hábiles, descanso semanal y a indemnización en caso de resolución sin causa justificada de contrato. La resolución de los conflictos que puedan surgir pasará a ser competencia de los juzgados del orden jurisdiccional social.

En el Real Decreto se regulan las características de los contratos suscritos por el trabajador económicamente dependiente y su cliente. Así, se subraya la naturaleza civil, mercantil o administrativa -en ningún caso laboral- entre ellos y se clarifican los criterios para la determinación de la condición de trabajador autónomo económicamente dependiente. Es necesario que éste comunique a su cliente tal condición a la hora de firmar su contrato. Además, deberá hacerse constar expresamente que el trabajador autónomo reúne los requisitos para adquirir la condición de económicamente dependiente respecto del cliente que le contrata. Después de firmado el contrato, éste debe ser registrado en el plazo de diez días hábiles. Por último, la nueva normativa recoge especificidades para determinados colectivos, como el de los agentes de seguros, agentes comerciales y transportistas.

Registro de Asociaciones

Por otra parte, se ha creado el Registro estatal de Asociaciones profesionales de trabajadores autónomos, que tiene carácter único para toda España, depende del Ministerio de Trabajo e Inmigración y está adscrito a la Dirección General de la Economía Social, del Trabajo Autónomo y de la Responsabilidad Social de las Empresas.

Todas las Asociaciones Profesionales de Trabajadores Autónomos de España deberán inscribirse, salvo las que tengan centrada su actividad en una Comunidad Autónoma o cuando más del 50% de sus asociados pertenezcan a una misma Comunidad. Este Registro será determinante para medir la representatividad de las Asociaciones de Autónomos que formarán parte del futuro Consejo del Trabajo Autónomo.

Esperamos que os haya sido de utilidad. Ampliaremos información en próximos artículos.

 

Bisensuales en Acción por la Sociedad Ética y Libre

flor

Anuncios