EULAlyzer está dirigido especialmente a quienes por exceso de confianza, falta de tiempo, avidez, o simple flojera, pocas veces (o ninguna) leen los términos y condiciones de uso al instalar un programa o darse de alta en un portal de Internet.

Tras instalarlo, antes de darnos de alta en un sito que promete por ejemplo “ayudar a comunicarte y compartir con las personas que conoces”, podemos copiar el contrato y pegarlo en EULAlyzer, que lo revisa para buscar términos y frases como las que cita Eduardo en su artículo más reciente de este espacio.

De esta forma, palabras clave como privacidad, cesión de derechos, aceptación de contratos por omisión y otras lindezas son rastreadas para que podamos estar conscientes de lo que aceptamos, pero esta vez dándonos cuenta de ello. Además, el programa guarda un registro de lo que hemos leído y los análisis que ha hecho.

Una advertencia: el programa, gratuito para uso personal, es una herramienta en inglés que no sustituye al sentido común ni a un abogado, pero por lo menos ayuda a no perdernos en la verborrea legal que provoca dolores de cabeza antes de leerla y puede ocasionar más que migrañas después de decidir no hacerlo.