La frase que me sirve de título la he tomado prestada (forma parte de un párrafo de la obra de Bertrand A. W. Russell, en el que afirmaba que "… gran parte de las dificultades por las que atraviesa el mundo se debe a que los ignorantes están completamente seguros, y los inteligentes llenos de dudas").

La frase que me sirve de título la he tomado prestada (forma parte de un párrafo de la obra de Bertrand A. W. Russell, en el que afirmaba que "… gran parte de las dificultades por las que atraviesa el mundo se debe a que los ignorantes están

El problema que aqueja al mundo es que los necios y los fanáticos siempre están seguros de sí mismos, mientras que los sabios siempre están llenos de dudas. Para Russell y para muchos de nosotros (espero no ser el único que piense así) en presencia de un necio sin fisuras estamos perdidos

 
Os aconsejo, en cambio (y especialmente a los estudiantes), un visionado de dos vídeos en los que aparece el discurso de Steve Jobs (uno de los sabios de nuestro tiempo) en la Universidad de Stanford ante miles de jóvenes estudiantes. Sus palabras no tienen desperdicio y posiblemente pasarán a los anales de los discursos más valorados de la historia de la humanidad. No exagero, comprobarlo por vosotros mismos.
 

Segunda parte del discurso